viernes, 8 de abril de 2016

ACEITUNAS MACHACADAS



El aperitivo por excelencia de todo buen español, las aceitunas machacas y si encima son caseras, mucho mejor.
Por aquí por donde vivo hay muchos olivos y siempre tienes algún conocido, si no posees tierras propias, te que dice que vayas a su campo a por una cuba de aceitunas o bien el mismo te las da. Así que a mediados de Octubre más o menos tenemos las primeras aceitunas que son las que se machacan y un poco más tarde, por Enero o por ahí tenemos las aceitunas más negras que son para "arrallarlas" como decimos por aquí, y en su tiempo pondré su receta.
Ahora vamos con estas.

Ingredientes:

  • Aceitunas.
  • Ajos.
  • Sal.
  • Pimiento verde.
  • Cáscara de naranja.
  • Guinda (opcional).
  • Orégano.
Preparación:

Una vez tenemos las aceitunas, hay que macharlas, hay aparatos que sirven para esto, pero si no disponemos de ninguno, lo mejor que hay es una tabla de madera y el botellín de una cerveza vacío. Con esto se machacan estupendamente, eso sí hay que hacerlo en un sitio apto pues salpica un montón y el aceite que sueltan es difícil de quitar, así que podemos empapelar el suelo, o hacer lo que creáis conveniente para evitar esas salpicaduras.
Una vez las tengamos machacadas, las pondremos en un cubo y las lavaremos y luego las cubriremos con agua fría. Esta agua se le cambiara diariamente hasta que al probarlas estén dulces y no amarguen, aproximadamente unos 8 días, según las veces que se les cambie el agua, la cantidad de aceitunas, etc.
Cuando estén endulzadas, les escurrimos el agua y las pondremos en un baño o cubo apto para poder aliñarlas y que quepan con holgura.
Les añadiremos ajos machados con la cáscara y sal, pimientos verdes en trozos, guindilla si se quiere que piquen, aunque personalmente y en mi casa nunca se la echamos pues así con el picor del ajo ya es más que suficiente, cáscara de varias naranjas y orégano al gusto.
No pongo cantidades porque variara según la cantidad de aceitunas que tengáis.
Cubriremos de agua y dejaremos que tomen el aliño un día más o menos, probaremos de sal y echaremos más si hace falta, o más ajo, o más orégano, según el gusto. Las meteremos en tarros en el frigorífico y se mantienen así durante varias semanas.

También se pueden congelar en tapers pequeños cubiertas con su líquido del aliño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada